122 – Portada

 

Cómo se dibuja a un niño

 

Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.

Pintarle mucho flequillo,

-que esté comiendo un barquillo;

muchas pecas en la cara que se note que es un pillo;

– pillo rima con flequillo y quiere decir travieso -.

Continuemos el dibujo: redonda cara de queso.

Como es un niño de moda, bebe jarabe con soda.

Lleva pantalón vaquero con un hermoso agujero;

camiseta americana y una gorrita de pana.

Las botas de futbolista – porque chutando es artista -.

Se ríe continuamente, porque es muy inteligente.

Debajo del brazo un cuento por eso está tan contento.

Para dibujar un niño hay que hacerlo con cariño.

 

Gloria Fuertes

ANA Y UNA BUENA NOTICIA

ANA Y UNA BUENA NOTICIA

por Andrés Torres Scott (México)

 

 

–Siéntese, por favor –dijo el médico detrás del escritorio y tomó un folder azul–. Es cáncer de seno, etapa tres. ¿Lo sabía?

–¿Eh? No –titubeó Ana–. Me hicieron una biopsia por una bolita que tengo en…

–Ochenta y seis años. Cinco hijos –dijo el médico mientras leía el expediente clínico–.

Usted no es Julieta Vargas, ¿o sí?

–Soy Ana Lagos.

–Aquí –dijo él y tomó otro folder sobre su escritorio–. Son tantas pacientes.

–Menos mal –dijo ella y suspiró.

–Ana Lagos. Cuarenta y seis años, sin hijos.

–Sí, soy yo.

–Cáncer de seno. Etapa cuatro –dijo el médico–. Curioso, ¿no? Era mejor el otro diagnóstico.

Ana salió del consultorio con el folder azul, dos citas para el día siguiente, una de laboratorio y otra con el oncólogo, seis folletos y un presupuesto que estaba muy por encima de lo que podría gastar.

Caminó al auto. Miró el folleto de hasta arriba, una letras añil le gritaban a la cara: “Ocho señales que avisan de una muerte inminente en un paciente con cáncer”. Iba, muy preocupada, a leer algunas de las señales, pero arrojó el tríptico al bote de basura que estaba a la entrada del estacionamiento. Contempló los otros cinco folletos en su mano, antes de leerlos
también los tiró a la basura. Quiso romper el folder azul, pero no pudo. Lo abrió y leyó su nombre. Además de unas hojas de papel había seis imágenes de un ultrasonido de su seno con su cáncer. Estaban impresas en algún tipo de material
plastificado. Las tiró al basurero y rompió el folder. También lo arrojó.

–Hay mayor incidencia en mujeres solteras. En las que no tienen hijos –dijo el doctor–, que no tienen relaciones sexuales de forma activa.

Ana iba a preguntarle si de haber tenido hijos, habría evitado el cáncer. Pero justo antes de hacerlo le pareció una pregunta necia a la que seguiría una respuesta desatinada. Ana todavía tenía el periodo y sus consabidos espasmos en cada ciclo lunar, pero ya no tendría hijos. No por el cáncer, sino porque desde los veintidós asumió su preferencia hacia a las mujeres y dejó de pensar en penes. Vaya, una nunca deja de pensar en penes, pero dejó de permitirse los de carne y venas. Tenía uno de plástico que compartía con su pareja. Decidió ir a casa y desde ahí hablarle a Sandra para contarle sobre este cáncer de seno.

El portero la vio venir y abrió la puerta unos metros antes. Él la saludo con la mano levantada y una sonrisa sincera. Ana pensó que el tipo vivía contento con un sueldo de mierda y que además llegaba todos los días diez minutos antes de las cinco de la mañana después de viajar una hora en transporte público. Ella le devolvió la sonrisa con intereses. Luego, subió en el
ascensor. Entró a su departamento y bebió agua en la cocina.

Algo no cuadraba en la casa. Ana dejó el vaso de agua y corrió a su recamara. La cama estaba tendida, pero Sandra nunca la tendía. Todos los trastes estaban lavados y no había cosas sobre la mesa de la cocina ni un suéter ni una chaqueta colgadas en el perchero de madera. Todo parecía aséptico, limpio. El lugar emanaba pureza.

Brinco la cama y abrió el buró de la derecha, el del lado de Sandra. Estaba vacío. Solo había una moneda de centavos de euro. Se tocó la nariz con el nudillo del dedo índice de izquierda a derecha. Se puso de pie y se detuvo frente al closet. No tendría qué abrirlo para confirmar lo obvio, pero a pesar de ser un acto necio que sería seguido de una evidencia
patética, lo hizo. Corrió la puerta del closet.

Había solo la mitad de las cosas. Quiso creer que había entrado alguien a robar, pero no, no siguió esa línea. Quizá si le hubiera dicho a Sandra que le habían hecho la biopsia y que hoy iría por el resultado, quizá Sandra por lo menos hubiera esperado a conocer el resultado.

Ana se sentó en la cama y exhaló. Exhaló largo. Se tocó el seno derecho con la mano izquierda, sintió su bolita. Sintió su cáncer, supo que era algo que jamás la dejaría, algo que permanecería con ella hasta el fin, hasta su siempre.

A pesar de apretar el tumor y manipularlo no le dolió. No le dolía en absoluto y eso, sin duda, sería la mejor noticia del día.

CON AMOR A YUCATÁN

CON AMOR A YUCATÁN

por Jorge Sierra (México)

 

 

YUCATÁN es, a través de la historia,
que conozco tu grandeza y admiro también tu belleza,
eres cuna de los mayas, raza, que aún tu conservas,
con su dialecto genuino, que nadie a podido cambiar.

Quiero a través de estos versos, darle a conocer al mundo,
que también eres la madre de muchos compositores,
que a través de sus canciones, de fama internacional,
sólo hablan de lo hermoso que es conocer YUCA TÁN.

El que estos versos escribe no puede nonbrar a todos,
pero sí tiene presentes, a Guti y a Palmerín,
a Cervera y Manzanero y al buen Don Sergio Esquivel,
todos ellos yucatecos y no es, por presumir,
han sido y son grandes genios que todo han dado por ti.

YUCATÁN, quiero rendirte homenaje, ya que también soy tu hijo,
y al igual que todos ellos deseo darte a conocer
nombrando algunas ciudades y poblados de este edén
ya que son parte importante de lo bello que te ves.

Quiero comenzar diciendo, que MÉRIDA es tu capital,
quiero hacer un recorrido por el sur de tu entidad,
escribiré aquí sus nombres para conocerlos mejor.
Uman, Muna y Ticul, Oxkutzcab,Akil, Tekax,
Tzucacab, Tixmehac, Peto, lugares que por su belleza
no tienen comparación.

Si nos vamos al oriente, allá vamos a encontrar,
a la ciudad más hermosa, heroica y colonial,
Valladolid es su nombre y no tiene comparación,
ya que en ella aún viven hombres de mucho valor
que liberaron a su estado del yugo de la opresión.

De ciudad CHICHEN ITZA no puedo hablar sin elogiar a los mayas,
que, con gran inteligencia, lograron edificar
una de las maravillas de este mundo universal,
maravilla que es reconocida no sólo por su belleza,
pues también por la grandeza de su hermoso Kukulkán.

Tizimin, famoso por sus tres reyes que del oriente bajaron
y que son muy venerados cada día seis de enero,
al igual que Panaba, Espita y Sucilá, entidades ganaderas
y de mucha tradición  en donde el verdor del campo
no tiene comparación.

En el centro de tus tierras no debemos olvidar que
hay poblados muy hermosos que también quiero nombrar,
Conkal, Motul, Tecoh y Baca, Tixkokob y Hunucmá
y otros muchos que engalanan tus paisajes sin igual.

Tus playas son tan hermosas que nadie puede dudar
que todo aquel que las pisa de su magia han de gozar,
Progreso,Telchac,Chicxulub,Sisal Celestun, Río Lagartos,
son los puertos de importancia que tú puedes presumir.

Por último mi YUCATÁN, terruño de mis amores,
mi orgullo de YUCATECO yo lo quiero compartir,
con DIOS y todos ustedes que este poema han de leer.
Si estoy mencionando a DIOS es porque estoy muy seguro
que desde que Él creó al mundo lo hizo aquí en YUCATÁN,
es por eso mis paisanos, que yo les quiero afirmar,
que en verdad, el paraíso sí existe y se llama YUCATÁN.

ESCALANDO AL HOGAR DE LOS DIOSES

ESCALANDO AL HOGAR DE LOS DIOSES


Kakkalos, Boissonnas y Baud Bovy en el monte (Museo de la fotografía de Tesalónica)

 

El 2 de agosto de 1913 Frédéric Boissonnas, su amigo Daniel Baud-Bovy y Christos Kakkalos llegaron a la cima de la mítica montaña griega.

Según la mitología griega antigua, el Monte Olimpo es el hogar de los dioses. En 1913, tres valientes escaladores buscaron llegar a la cumbre de 2917 metros esculpida con profundos barrancos y precipicios abruptos. El fotógrafo suizo Frédéric Boissonnas, su amigo Daniel Baud-Bovy y Christos Kakkalos, un cazador griego que les hizo de guía, partieron en medio de un clima traicionero.

Kakkalos conocía la montaña tan bien que escaló sus inclinadas pendientes descalzo. Los suizos tenían cierta experiencia en el alpinismo, pero Boissonnas tuvo que cargar equipos fotográficos pesados ​​en la montaña. Él y su amigo, Baud-Bovy, estaban atados con una cuerda, procedimiento estándar para tales expediciones.

Durante su ascenso, la cumbre donde se dice que residen los dioses griegos estaba envuelta en nubes de tormenta, y los escaladores confundieron un pico más bajo con el de los dioses.

Pensando que su ascenso había terminado, los eufóricos aventureros escribieron cartas en las que describieron su hazaña y colocaron las notas en una botella que enterraron en una cresta que bautizaron Victory Top. Pero cuando la niebla se aclaró, vislumbraron otro pico más impresionante, llamado Mytikas.

Al darse cuenta de su error, Boissonnas y Baud-Bovy apenas hicieron una pausa para considerar lo que harían. Cuando Kakkalos preguntó: “¿Vamos a subir?”, solo había una respuesta. Con Kakkalos a la cabeza, los hombres continuaron hacia arriba, trepando por el desfiladero resbaladizo. Boissonnas más tarde escribió que fue obligado por el fuego de Prometeo, quien robó fuego del taller de Atenea y Hefesto en el Monte Olimpo, y se lo regaló a los humanos para ayudarlos en sus labores. El 2 de agosto de 1913 llegaron a la cima de la montaña que los tres habían esperado conquistar.

El primero en llegar fue Kakkalos, según escribió Boissonnas.

“Llegó a la cumbre primero, y cuando llegamos a Mytikas, recitó un poema que escribió durante nuestro asenso… mientras colgaba con cuerdas sobre el caos, Kakkalos estaba escribiendo poemas”.

No llores, Mytikas
Y no suspires
Fuiste recorrido por Kakkalos
El primer hombre valiente

Información de Google

 

¡CUIDADO!

¡CUIDADO!

Cuento de Jorge Maggi (Argentina)

 

 

 

Me preguntan ¿qué es EL OVEJERISMO? trataré de explicarlo con un cuentito al que llamaré

¡”CUIDADO”!

PRIMERA PARTE

1.- Una persona, generalmente masculina, compra un cachorrito con pedigree de POA. Lo lleva al veterinario, lo desparasita, lo vacuna, lo cuida y lo quiere. Cuando tiene tres meses es destrozón, juguetón, ensucia adentro, etc. El dueño recurre al criador o al veterinario para ver cómo puede solucionar eso. Le recomiendan un adiestrador, se contactan, y a los cuatro meses aproximadamente dueño y cachorro conocen una Agrupación. Todos miran el perrito, que se ve lindo. El tipo sigue viniendo, nadie sabe ni cómo se llama …se refieren a él como …”ahí viene el que tiene el hijo de Astor”, por ejemplo

Ponen el cachorrito en la pista y empiezan las instrucciones : “llamá de allá, llamaaaa¨”, …”escondete” …”parate”…”gritaaaa! …”que no te veeeeaaa”… “y la pelotitaaa! Y le dicen: hacete socio, lo presentamos en la expo…dale. El tipo ni habla, ni opina, solamente salta, o se agacha, o se esconde, o corre como un gil al que le gritan cada vez más, se agota. Llega a su casa los domingos a las 14,30, agotado, muerto, transpirado, pero contento. Le dicen que el cachorrito es bueno y le cuenta a la mujer esas novedades. La mujer (que no sabe lo que le espera) le dice…se enfrían los ravioles .., hace una hora que te estamos esperando. El nene de diez años se interesa, la nena de siete no.

2.- Pasan quince días – Martes a la noche, hace frío. Vuelve el tipo con su cachorrito de “trabajarlo”, porque se acerca la exposición y ahora lo caminan “martes y jueves también”. La mujer, con cara cada vez más larga, piensa que el tipo está loco, pero como el tipo se va con el cachorro, a dónde va a ir …! ¡y llega el día del debut!

3.- El tipo se prepara un equipo “Adidas plus” con gorra al tono y zapatillas… “de fondo, las que prefieren los atletas”, un bolso adecuado con comedero, pelotita, pelotita suplente, pito*, pito suplente, agua (¡2 bidones!), abrillantador, rasqueta y cepillo y temprano se mira al espejo, y hasta hace unas flexiones. Se ve bien. Pero, no se acuerda si tenía que darle de comer al perro más, menos o nada. Llama al entrenador al celular, ¡son las seis de la mañana! Consulta. La respuesta es dura y clara: ¡boludo! ¡no, no tenés que darle nada! Se sorprende, pero se adapta. Y se va para Monte Grande, a donde nunca había ido. Jode la neblina, y el frío. A pesar del GPS se pasa de la 205 y termina en Ezeiza. Hace 133 km para encontrar Monte Grande, llega 9,15. ¿Dónde estaciona? ¡Donde puede! Saca el cachorro a los tirones y así entra en la sede de Monte Grande. ¡Bien! Hay bastante gente, busca al guía, no lo encuentra. Al criador tampoco (está durmiendo en la casa). Se desespera, tiene que ir al baño, pero ¿a quién le deja el cachorro? un kilombito, va con cachorro y todo. Sale del baño y lo moja uno que está bañando un perro con una hidrolavadora gigante y ve al handler que corre apurado con una cachorrita y entra a pista y ¡no le da bola! por micrófono dicen “último llamado para no sé qué…”. Sigue dudando, desconcertado y nervioso. Oh…viene el guía, un poco agitado. ¿Sacaste el número? ¡andá boludo …! ¡es allá, en aquella mesa! El tipo, no sin esfuerzo, consigue el número y el guía viene, se lo pone, le saca el cachorro de la mano y entra a la pista. La última instrucción es … “llama cuando levante la mano”.

4.- Sexta machos en pista. Hay como veinte. Qué hacen, a todos le miran la boca, y anotan. Ehh..! ¿les aprietan los testículos? Empiezan a caminar y el guía no levanta la mano pero parece que se dirige a él cuando grita… ¡”llamaaa! boludo!, ¡”correee boludo! ¡”escondete boludo”…! El tipo se marea, no sabe bien que hacer, pero se “suelta”, llama, grita, corre, salta, toca pito, tropieza, se cae, se levanta, se ensucia, se emociona … ¡y el cachorro salió segundo! Podio, fotos, una copa y una bolsa de alimento (que parece que es para el guía). Contento paga al guía, paga la foto por adelantado (error) y se siente como Maradona cuando el gol a los ingleses. Saca pecho y da una vuelta como sin querer, por afuera de la pista, medio inflado, y encima dos le dicen, ¿saliste segundo? te afanaron, ¡el que ganó es amigo del juez!

5.- El tipo vuelve a la casa, con una copita de diez centímetros, pero una alegría incomparable. Se convierte de inmediato en ídolo de su hijo de diez años, la nena de siete se “apodera” de la copita y la Sra. Sonríe (insisto, no sabe lo que le espera).

SEGUNDA PARTE

6.- Tres días después la copita luce en un lugar preferencial del modular, el tipo faltó tres días al trabajo y se está recuperando de una gripe machaza. Se levanta, se tiene que recuperar porque no puede faltar un día más. ¿Al trabajo? Nooooo…, ¡a la Agrupación!, mañana es jueves.

Y cansado del trabajo, no del todo recuperado de la gripe, emponchado, pero altivo, seguro, casi canchero, el tipo, el jueves 18,30 llega a la Agrupación. Al primero que se le acerca le dice: “este es “Póker”, el hijo de Astor que salió segundo el domingo”. Ah…yo soy Cariotti, jugué dos partidos en la quinta de River, ahora tengo sesenta y vengo a correr un poco. Chau!!!

Finalmente llegan algunos de la Agrupación y el tipo participa de los comentarios, ya es parte, ya NO ES NUEVO. Y pregunta ¿che, cuándo hay otra? Mirá, el sábado 7 en La Plata, dentro de casi tres semanas, nosotros vamos a esa. ¡Qué macana! los sábados trabajo y ¡nooooo! ese día cumple años mi nena!.

7.- ¿Qué hace el tipo? Consigue un reemplazo en el trabajo (a cambio de trabajar tres sábados para “compensar” a quien lo cubre ahora) y convence a la familia que van, compiten y festejan el cumpleaños de la nena en la “República de los Niños”.

Inscripción, entrenamiento, cepillado, lavado y planchado del equipo “ADIDAS para TRIUNFADORES”, un bolso con todo (ni Remo, Sieger alemán, tenía tantas chucherías), toalla, bebedero, comedero, rasqueta, cepillo, pito, chifle, pelotita, bocina, bubucela, agua en bidones (dos por las dudas) y un espíritu ganador que ¡reíte de Vegas! Y toda la familia, a las 6 de la mañana del sábado 7, con cachorro incluido, salen para La Plata. Otra vez mucho frío, neblina, los chicos quieren desayunar en un Mac…, el coche repleto de cosas (del perro y para el perro, la mayoría). Nervios, muchos nervios, pero todo sea por …”Póker”. El predio es bueno, pero muy grande y medio vacío a las 8,30 de la mañana (¡mejor llegar temprano!). Hace frío. El tipo, ya OVEJERISTA, ¡casi un veterano! compra el catálogo y no se encuentra! desesperación, locura, frustración! No está anotado! Y por ahí ve al encargado de inscribir los perros en su Agrupación! ¡Póker” no está anotado! No puede ser, yo lo anoté. Y toda la familia sigue al “anotador”, hasta la mesa donde se dan los números! ¿Y?, el perro pasó a 5ª, cumplió 6 meses hace 7 días! Llega el handler, se entera. No te lo puedo presentar, en quinta, tengo otro, ¡esperá veo si te consigo uno! Y al rato, vuelve con un petiso gordo, y con cara de haber dormido poco y nada. Flaco, a ver, no te preocupes, “vos llamá cuando levanto la mano”.

8.- La segunda presentación: los hechos se precipitan,  quinta machos a pista. “Póker” parecía un poco chico, ¿o los otros serían muy grandes? El petiso medio lo arrastraba, no se notaba que “Póker” y su nuevo handler formaran, digamos, un “equipo”. ¿¿¿Y encima este Juez hace distinto, hace “individuales”??? Y vuelve el “llamá”, enseguida el “llamaaá boludo”. Eran catorce perros, y todo sucedió muy rápido…. Lo llamaron décimo y terminó décimo primero ¿Cómo puede ser? y no viste, ¡acá benefician a los perros de La Plata!
No hubo fotos, ni podios, ni copas, ni bolsa de alimentos. Ni “República de los Niños”. Apenas un almuerzo triste en…Mac….

TERCERA PARTE

9.- “OVEJERITIS” o inflamación del ovejerismo.

¿Y ahora? La copita reculó en el modular y un jarrón medio la tapa. Los nenes siguen en la suya y la mujer piensa (y se equivoca) que el tipo se calmó. El tipo va a la Agrupación medio mustio, con poca gana, pero…ya tiene el virus en la sangre. Y, quedan 2 caminos:
En la Agrupación escucha que en un mes, juzga en Rosario una alemana, Margit van … y que varios de la Agrupación van porque la señora alemana es una garantía, no como los de acá. Inscribe a “Póker”, el guía le da manija para que lo lleve y el tipo muestra su “ovejeritis”. Se va sólo tres días, pero en caravana con otro par de coches de aficionados de la Agrupación. Va con sus equipos deportivos súper y todos las cosas de su “Póker” que ya creció un poco. Pero, ¡macana! ¡salen veintitrés anotados, que llegan de todo el país! Gastos en Hotel, comidas, combustible, inscripción, claro, preparación, y guía y la familia sola en casa. Y “Póker” sale décimo cuarto entre 20 buenos perros presentes. La alemana elogia mucho la categoría. A la gente parece que le satisface su juzgamiento. Uno de la Agrupación sale segundo y vuelve muy contento y el otro con un macho de tercera sale décimo quinto entre veinticuatro y habla de seleccionarlo (¿qué será eso?) y probarlo como reproductor, porque tiene buen pedigree y buen carácter.

10.- “OVEJEROSIS” o la deformación degenerativa irreversible del ovejerismo.

El tipo puede venir puteando, porque lo “cagaron”, porque es todo acomodo, arreglos, la pqlparió! Porque no viste …ganaron todos perros de Rosario …o todos los que presentaron esas dos mujeres que yo no digo que no presentan bien, pero ¡la alemana las acomodó! o viste los perros de los dirigentes, ¡salieron casi todos bien! Ahí se entra en la OVEJEROSIS, el ovejerismo degenerativo, deformado, incurable, que hará al enfermo sufrir muchísimo, lo mismo que a quienes lo rodean, salvo que sean de su misma condición. Y ¡CUIDADO! ¡es contagioso, una enfermedad ¡MUY CONTAGIOSA!

Pero, nuestro tipo, volvió callado y pensando. Y llegó a la casa tranquilo, acarició a su perro, besó a su mujer, acomodó la copita hacia adelante en el modular y como sin querer la lustró un poquito con la manga. El martes fue a la Agrupación, charló tranquilo con todos, paseó y acarició más que antes a “Póker”, averiguó cómo se hace para sacarle las placas de cadera y codo de control y volvió a casa temprano, a cenar con la familia. Y allí les dijo: qué les parece si el domingo vamos a la “República de los Niños”. Y “Póker” movió la cola contento porque sabía que sería de la partida. ¡Su dueño era un buen OVEJERISTA!, ¡era su AMIGO y él era parte de la familia!

Hoy el perro está seleccionado, y, cuando el tiempo lo permite, la familia va a la Agrupación, comparten algunos asados, muchos mates. ¡Están naciendo los primeros cachorritos de “Póker”! Los chicos crecen, estudian, juegan con “Póker” que los quiere mucho. Están pensando por ahí en tener una cría, ¡sería lindo! La copita está siempre lustrada y ¿qué es lo que hay al lado? Ah…sí, es el “Diploma de Selección”. ¡Queda lindo ahí!

Dedicado a los OVEJERISTAS de LEY

Escrito por Jorge Maggi.  Reproducción permitida siempre que se reproduzca completo y citando al autor.

*Pito:  silbato. Instrumento pequeño y hueco que produce un sonido agudo cuando se sopla por él.

HACERLE VER EL AVIÓN

HACERLE VER EL AVIÓN

por Leonor Aguilar (Argentina)

 

 

Si a un niño le dices que mire el avión que va pasando, puedes esconder algo rápidamente antes que vuelva a bajar la vista. Por analogía, a ese tipo de engaño se le llama “hacerle ver el avión”

Hace ya muchos años, un hombre que sólo sabía pensar en sí mismo festejaba su cumpleaños. Su novia, brillante alumna universitaria y llena de ocupaciones, entre ellas los exámenes parciales de esas fechas, sintió el golpe de la triste comparación cuando le enrostraron una bella torta hecha por una de las hermanas del agasajado del día. Podría haber contestado que esa persona, tan laboriosa ella, sólo se dedicaba en la vida a ver telenovelas y complacer al hermano por el sólo gusto de criticarle la novia, podría haber callado encogiendo un hombro, podría haberle dicho irónicamente de su alegría por saber que alguien con más tiempos libres ya se había encargado del tema, podría haberse defendido diciendo que entre  estudio, trabajo y deporte el tiempo no es lo que le sobraba, podría haber hecho o dichos tantas cosas…, pero la reacción inmediata fue mentir y a partir de ahí complicarse la vida.

Retándolo a morderse la lengua por menospreciarla contestó:

-¡Yo también te hice una! ¡Era la sorpresa de esta noche para cuando fueras a cenar con nuestro grupo!

Apenas se despidieron pidió a unas amigas que corrieran a comprar una caja de bizcochuelo y lo prepararan, ella llegaría de clases a rellenarlo y decorar. Pero suele suceder que cuando más se precisa que todo ande bien es cuando peor salen las cosas, y la preparación sufrió un exceso de calor, de color y de sabor antes de salir del horno.

Sin tiempo de preparar otro, había que hallar una solución de urgencia.

Cuando el maestro pastelero de la confitería vio a ese pequeño grupo de mujeres preguntando qué relleno tenía cada torta para luego descartarla con un no, no sirve,  y un poco molesto por el desprecio a su trabajo, se arrimó a averiguar cuál era el problema. La carcajada se escuchó desde la calle cuando le expresaron la idea: comprar una torta que fuera sencilla, y “retocar” el decorado, por no decir arruinarlo,  para darle un aspecto creíblemente casero.

El pastelero dio media vuelta, hizo un pase mágico y puso en el mostrador algo diciendo:

– Esto sólo tiene capas de bizcochuelo mojadas en almíbar liviano con un toque de licor, el relleno es de dulce de leche, ninguna crema especial.

– Esa estaría buena… Pero el decorado que trae encima parece una mesa de billar, es demasiado perfecto…

– No se apresuren. ¡También tengo la solución a eso! Deben llevar esta cantidad de chocolate cobertura, lo derriten a baño María y lo vuelcan sobre la capa original. Antes de que se seque le pueden hacer dibujitos con un tenedor y quedará prolijo  con el toque casero que desean.

Han pasado los años, la vida movió las piezas y no todos los personajes de esta historia permanecen en el mismo tablero. Al día de hoy él nunca supo ni entendió el porqué de la risa simultánea y cómplice, con un asomo de burla, de cuatro amigas que compartieron la cena de ese día, cuando llenó de elogios a su novia por lo exquisito de la dichosa torta. Ellas, cuando se reúnen, se divierten recordando el momento.

Primer moraleja de la historia: Si sos un jodido, te arriesgas a que te hagan ver el avión.

Hay otras moralejas, pero han quedado reservadas al pequeño grupo de amigas. De la lectura de este relato cada quien puede sumar la moraleja que desee, todas valen, queda la historia a libre interpretación.

La corriente brillante

LA CORRIENTE BRILLANTE

 

 

 

La corriente brillante, también conocida como “El arroyo claro”, es un ballet originalmente en 2 actos y 3 escenas, compuesta por Dmitri Shostakovich, con libreto de Adrian Piotrovsky y Fedor Lopujov y coreografía de Fedor Lopujov, se estrenó en abril de 1935 en el Teatro Maly de Leningrado.

La obra narra la vida idílica de un koljós, una granja común soviética, y está considerada como una obra maestra del humor refinado. Es un espectáculo alegre y gracioso, en el que se emplean motivos de la vida del campesinado en el tiempo soviético. Lecheras y conductores de tractor, una brigada de artistas, inspectores y turistas; cambios de vestuario, malentendidos, amor y celos, festivales de la cosecha, los valses de las granjas, las danzas de Kazajstán y el marco rural. Todo esto transcurre en un único día de 1930, en una granja soviética llamada La Corriente Brillante, en algún lugar del centro de Rusia.

En esta obra, Shostakovich combina deliberadamente melodías ingenuas, armonías banales, ritmos sencillos y colores chillones. Cuando se estrenó fue aprobada por la audiencia que apreció la pintura creativa y humorística de la vida folclórica en el pequeño pueblo agrícola de Rusia, pero el periódico Pravda, principal portavoz de la ideología soviética en la prensa escrita, etiquetó esta obra como “falsedad en el ballet”. Esto provocó que fuera prohibido en la época de Stalin poco después de su estreno; su audacia, color y alegría fueron vistos como un emblema de burlarse de los terribles fracasos de la agricultura colectiva a la vez que profundamente no promover el deseo de Stalin de transformar el país de una fuente agraria a una industrial. A causa de esto el libretista fue enviado al gulag, el director del Bolshoi fue degradado y Shostakovich, con su reputación dañada, no escribió nada más para ballet.

La obra de Shostakovich censurada fue revivida en el 2003 por Alexey Ratmanski, coreógrafo de moda y director artístico del Ballet del Bolshoi, pasó a ser una de las favoritas entre los conocedores del género y una de las mejores dentro del repertorio moderno de la compañía, lo cual le valió nada menos que cuatro “Máscaras de Oro”, máximo premio teatral de Rusia.
Dada la furiosa reacción de Stalin con la producción original y el desencanto con Shostakovich, cuyo trabajo posterior fue etiquetado de “absolutamente sin carácter” fue imposible hallar la coreografía original. La búsqueda de archivos en notación coreográfica del ballet de 1935 no tuvo éxito. A pesar de buscar en todos los museos y archivos artísticos a través de varios continentes fue imposible dar con ella. Aceptando que la coreografía original se perdió para siempre, Alexey Ratmanski decidió volver a coreografiar La Corriente brillante desde el principio, con la partitura original de Shostakovich y el libreto original de Adrian Piotrovsky y Fyodor Lopujov. El resultado fue una acertada mezcla de bailes magistrales, colores vivos, humor y una gran calidez, con la maravillosa ejecución del Ballet Bolshoi, uno de los mejores del mundo.

Intrigas, coqueteos, complicaciones, imitaciones y disfraces recrean el festival de la cosecha de una granja rusa. A través de danzas llenas de luz y desbordante alegría, todo va a ser resuelto por Piotr, un estudiante de agricultura local y su amada esposa Zina. La bailarina de visita y su pareja son los catalizadores para el caos, pero también encuentran la solución que cuenta con un bailarín travestido en puntas como una atractiva sílfide. Un perro en bicicleta se suma a la alegría para dar vida a este excepcional ballet.

ARGUMENTO

Acto I
Escena 1: Inicio de la tarde

Es otoño en las estepas del norte del Cáucaso. Zina, una organizadora de diversiones locales, entierra su cabeza en un libro, mientras que su marido, Pyotr, intenta distraerla. Se encuentran también Gavrilych, el activista de la granja colectiva; Galya, la colegiala, con sus amigas y dos habitantes de la dacha y un anciano. Ellos esperan la llegada de un tren que transportaba una brigada de artistas famosos para participar en el festival de la cosecha. Después de su llegada, Zina saluda la bailarina de ballet, a quien reconoce por haber sido viejas amigas de la escuela de ballet. Zina presenta la bailarina a su marido; deslumbrado comienza a cortejarla lo que provoca celos en Zina.

Escena 2: Crepúsculo

Los trabajadores de campo de la granja colectiva “La corriente brillante” saludan a los artistas con una fiesta improvisada. Los artistas distribuyen regalos a los mejores trabajadores de la granja: un gramófono para Gavrilych y un vestido de seda para la mejor lechera. “Los inspectores de calidad” y Gavrilych rompen en un baile y obligan a los habitantes de la dacha que llegan tarde a unirse a la alegría con un antigua Chacona. Un grupo de aficionados organizado por Zina continúa la celebración encabezada por la lechera y el conductor del tractor. A medida que aumenta la alegría, Gavrilych termina su nuevo gramófono y pide a los artistas invitados que bailen.

El acordeonista se une a la danza con la colegiala Galya, y los trabajadores de campo jóvenes de Kuban se unen en una danza guerrera. A medida que los juerguistas hacen una pausa para tomar un refresco, el viejo de la dacha le susurra en la oreja de la bailarina visitante que le gustaría volver a verla, y su mujer hace una propuesta similar a la pareja de la bailarina. Mientras tanto, Pyotr se va con la bailarina. Angustiada, Zina comienza a llorar, y los jóvenes, junto con Gavrilych, tratan de calmarla hasta que la bailarina vuelve y le asegura a Zina que no tiene intención de coquetear con Pyotr. Ella sugiere que Zina dice a los jóvenes que también solía ser una bailarina.

Zina está de acuerdo y las dos amigas bailan juntas para asombro general. La bailarina propone jugar una broma a Pyotr y a los infieles antiguos habitantes de la dacha: ella se viste con el traje de su pareja y va al encuentro del habitante más joven, en tanto su compañero, haciéndose pasar por la bailarina, se cita con el antiguo habitante de la dacha, y Zina, vestida con el traje de la bailarina, debe ir al encuentro de Pyotr.

Acto II

Escena 1: de noche

Los jóvenes se han reunido. El acordeonista está encaprichado con Galia, la estudiante que había bailado con él tan alegremente al principio del día. Él le susurra que pronto volverá y que debía esperarlo. Los bromistas se ponen sus trajes y para añadir a la diversión, el conductor del tractor se pone un traje de perro y le sugiere Galya que ella debe cumplir con el acordeonista como propone, pero que, disfrazado de perro, no permitirá al acordeonista acercarse a ella. El conductor del tractor protege a Galya con tanto entusiasmo que el artista finalmente se da cuenta de que está siendo burlado y se une a los conspiradores.

El anciano habitante de la dacha llega en bicicleta luciendo su más impresionante equipo de caza y una pistola. Alcanza a ver a su bella bailarina en el centro de un grupo de árboles. En la oscuridad está demasiado encantado para darse cuenta de las formas masculinas de Sylphide. Su mujer llega con los zapatos de ballet para impresionar al bailarín y pilla a su marido coqueteando. Enfurecida, le perseguirá, pero el conductor del tractor la asusta cuando, aún en la piel de perro, monta en la bicicleta. Apareciendo en el traje de su pareja, la bailarina se encuentra con el habitante más joven de la dacha y luego se burla de sus ilusiones románticas. Esperando la bailarina, Pyotr se encuentra con su mujer. Zina y coquetea con él, y él no la reconoce. Zina desaparece entre los arbustos.

El antiguo habitante de dacha y su “Sylphide” vienen corriendo. La bailarina, todavía vestida con ropa masculina, trata de intervenir, haciéndose pasar por el amante herido de la Sylphide y desafía al viejo habitante a un duelo. La bailarina encubierta dispara primero y falla. A medida que el habitante de la dacha apunta, Gavrilych golpea un cubo y el viejo piensa que ha disparado. La Sylphide cae al suelo y el habitante de la dacha, horrorizado huye de la escena. Después de que él desaparezca, la “víctima” cobra vida y bailen para el deleite de sus compañeros conspiradores. Los habitantes de la dacha vuelven y se dan cuenta de que han sido víctimas de una broma elaborada.

Escena 2: Por la mañana del día siguiente

Los trabajadores de campo se reúnen en una pradera a disfrutar de la actuación del festival de la cosecha. Pyotr espera con entusiasmo por el espectáculo para volver a vivir la experiencia de la actuación de la noche anterior. Para su gran sorpresa, dos bailarinas vestidas exactamente iguales aparecen y danzan con los rostros ocultos por máscaras. Cuando termina el baile, levantan el velo y revelan su secreto. La confusa Pyotr pide tímidamente el perdón de su esposa y se reconcilian. Pyotr ha aprendido la lección: ahora sabe que su modesta Zina es a la vez un trabajadora de primera clase y una maravillosa bailarina.

 

 

 

SCHEHERAZADE

 

SCHEHERAZADE

 

 

Este ballet en un acto es una mezcla de sensualidad y elegancia que abraza un drama cargado de romance, intrigas y traición. Está basado en el cuento sobre Shakhriar y su hermano, de “Las Mil y Una Noches” y fue estrenado el 4 de junio de 1910 en el Theatre National de l’Opéra de Paris por los Ballets Rusos de Diaghilev con coreografía de Michel Fokine, música compuesta por Nicolas Rimsky-Korsakovakov, con coreografía de Michel Fokine y libreto de Benois.

La obra orquestal combina dos características comunes a la música rusa de Rimsky-Korsakov, entre ellas: un color espectacular de la orquestación y un interés en el Oriente, que figuraba en la larga historia de la Rusia imperial. Es considerada la obra más popular de Rimsky-Korsakov. La música fue usada para ballet por Fokine. No es una sinfonía, ni tampoco un poema sinfónico. Su subtítulo de “Suite Sinfónica” en cuatro movimientos nos quiere indicar que parte de cuatro ideas formales: Preludio, Balada, Adagio y Final, que se desarrollan con libertad, siguiendo los procedimientos sinfónicos habituales, progresiones, repeticiones, contrastes, acumulaciones de tensión, distensiones… Los temas de la introducción se encargan de ser los motores de desarrollo general de la obra; sin ir más lejos, el famoso tema ensortijado del violín aparece cinco veces a lo largo de los cuatro movimientos, y sirve para ser multiplicado y engordado varias veces.

El romance furtivo entre la favorita del harén y el esclavo de oro constituye el núcleo del ballet que Mikhail Fokine creó sobre la partitura de Rimsky-Korsakov, una Obra sinfónica de 1888, con Ida Rubinstein y Vaslav Nijinsky como protagonistas de la obra. La escenografía y el vestuario que Bakst creó, hechizaron al público con sus reminiscencias orientales, que inmediatamente fueron puestas de moda por diseñadores y joyeros.

La Suite sinfónica Scheherazade data de 1888. Se divide en cuatro movimientos, cada uno con un título que hace referencia a diferentes narraciones. En todos ellos está presente, a modo de hilo conductor, el tema de Scheherazade, enunciado por el violín acompañado por tenues arpegios en el arpa y dotado de una melodía llena de arabescos, evocadora del ambiente exótico en que se desenvuelve la historia.

ARGUMENTO

El Shahriyar, el sultán de la antigua Persia,  está en su harén con su joven hermano Shahezman disfrutando de los placeres y el entretenimiento. El Sultán ama profundamente a su favorita Zobeida, pero su hermano quiere hacerle comprender que todas las mujeres, incluso Zobeida, son infieles. Para comprobar su lealtad, los dos hombres anuncian que se van para asistir a una cacería.

Apenas se marchan, las mujeres sobornan al jefe de los eunucos para que abra las puertas del harén a los esclavos. Zobeida elige al hermoso esclavo de oro para ella, bailan un pas de deux que es la parte central del ballet y caen juntos en un apasionado abrazo.

Cuando la juerga llega a su momento cúspide el rey regresa inesperadamente y mucho antes de lo previsto. Enfurecido por la traición de Zobeida ordena a sus guardias que ejecuten a todos los presentes, con excepción de Zobeida, pero cuando sólo ella queda viva, el rey duda. Zobeida pide perdón y él está dispuesto a perdonarla, pero su hermano le recuerda su deslealtad. Ella cae en cuenta de la futilidad de todo, arrebata a un guardia su daga y se apuñala cayendo muerta a los pies del sultán.

Cuando la juerga llega a su momento cúspide el rey regresa inesperadamente y mucho antes de lo previsto. Enfurecido por la traición de Zobeida ordena a sus guardias que ejecuten a todos los presentes, con excepción de Zobeida, pero cuando sólo ella queda viva, el rey duda. Zobeida pide perdón y él está dispuesto a perdonarla, pero su hermano le recuerda su deslealtad. Ella cae en cuenta de la futilidad de todo, arrebata a un guardia su daga y se apuñala cayendo muerta a los pies del sultán.

Hasta aquí es la historia que toma este ballet, pero en el texto original la historia continúa. El sultán teme traiciones futuras, tiene una nueva esposa cada noche y luego ordena decapitarla a la mañana siguiente. Después de haber matado a miles de mujeres, conoce a Scherezade.

Después de su primera noche, Scherezade, ofrece contar una historia al sultán, quien está de acuerdo, por lo que comienza. Cada noche, el Sultán le perdona la vida a fin de escuchar otra historia. Al final de mil y una noches y después que Scheherazade ha agotado todas sus historias, el sultán se ha enamorado de ella y la convierte en su reina.

 

 

121 Portada

Mi Padre, cuando Yo tenía…..

4 años : Mi papá puede hacer de todo.
5 años : Mi papá sabe un montón.
6 años : Mi papá es más inteligente que el tuyo.
8 años : Mi papá no sabe exactamente todo.
10 años : En la época en que mi papá creció,
las cosas seguramente eran distintas.
12 años : Oh, bueno, claro,mi padre no sabe nada de eso.
Es demasiado viejo para recordar su infancia.
14 años : No le hagas caso a mi viejo.
¡Es tan anticuado!
21 años : ¿Él? Por favor, está fuera de onda,
sin recuperación posible.
25 años : Papá sabe un poco de eso,
pero no puede ser de otra manera,
puesto que ya tiene sus años.
30 años : No voy a hacer nada hasta no hablar con papá.
40 años : Me pregunto cómo habría manejado esto papá.
Era inteligente y tenía un mundo de experiencia.
50 años : Daría cualquier cosa por que papá estuviera aquí
para poder hablar esto con él.
Lástima que no valoré lo inteligente que era.
Podría haber aprendido mucho de él.

Ann Landers

A mi padre

A MI PADRE

Jorge Luis Borges

 

 

Tú quisiste morir enteramente,
la carne y la gran alma. Tú quisiste
entrar en la otra sombra sin la triste
plegaria del medroso y del doliente.
Te hemos visto morir con el tranquilo
ánimo de tu padre ante las balas.
La guerra no te dio su ímpetu de alas,
la torpe parca fue cortando el hilo.
Te hemos visto morir sonriente y ciego.
Nada esperabas ver del otro lado,
pero tu sombra acaso ha divisado
los arquetipos últimos que el griego
soñó y que me explicabas. Nadie sabe
de qué mañana el mármol es la llave.