120 – Portada

 

 

 

Volveré; volveré 
por ese camino que ayer me alejó, 
al rumbo del ave que vuelve a su nido, 
buscando el alivio para su dolor. 

Volveré, volveré
y lejos la noche repite mi voz.
La voz de un cariño que lejos se siente
y llama al ausente de su corazón. 

Azahar de blancos jazmines,
que aroman el patio del viejo jardín.
Un beso de luna me espera en los valles:
mi rancho, mi madre, todo mi sentir.        

Volveré; volveré: 
me espera la noche vestida de azul. 
Y hasta el arroyito que baja del cerro, 
traerá recuerdos de mi juventud. 

Volveré; volveré 
donde está mi madre esperándome.
De nuevo en sus brazos volver a ser niño;
vivir como sólo se vive una vez.    

Chango Rodríguez

(Visited 22 times, 23 visits today)

119 – Portada

 

 

Dos rojas lenguas de fuego
que, a un mismo tronco enlazadas,
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama;

dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan;

dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata;

dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y al juntarse allá en el cielo
forman una nube blanca;

dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden,
eso son nuestras dos almas.

Gustavo Adolfo Bécquer

(Visited 25 times, 3 visits today)

118 – Portada

 

 

Feliz 2018 les desea
poetastrabajando.com   –    LetrA – Z

 

 

Bien haya tener cariño
bien haya ignorar el daño,
la noche que nace el Niño,
la noche que nace el Año.
Saber que es la misma huella
la huella del buen andar
y hacer de la patria bella
la fiesta de un solo hogar.

No hay distancias para el puente
del alegre corazón,
ni fortunas diferentes
si es de todos la ilusión.
Las almas están presentes
y unidas en la canción:
No hay fortunas diferentes
que deshagan esta unión.
No hay distancias para el puente
del alegre corazón.

Venimos del año viejo
camino de nueva vida,
en un fraternal cortejo
de adiós y de bienvenida;
con flores de pampa y sierra,
con luces de cielo y mar…
y amor de argentina tierra
cantando en igual cantar.

Francisco García Jiménez

(Visited 3 times, 3 visits today)

117 – Portada –

 

avidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad
 Calvin Coolidge

 

FELICES FIESTAS LES DESEA POETASTRABAJANDO.COM    LetrA – Z

(Visited 22 times, 2 visits today)

116 – Portada

 

“Cada día, cada año es una bendición. 

Cada luz de día recibida.

Cada enseñanza de vida.

Cada experiencia llevada por la vida
es una bendición.

Cada amor entregado y recibido
es una bendición.

Cada error cometido y tropiezo en el camino
da oportunidad por cada día conseguido
el reparo y la esperanza de seguir.

Con eso te deseo que cumplas
muchos años más
lleno de bendición y felicidad.”

(Visited 22 times, 1 visits today)

115 – Portada

Fotografía: Henrique Mendes

 

[…]

Cada vez hallo la Naturaleza
más sobrenatural, más pura y santa,
Para mí, en rededor, todo es belleza;
y con la misma plenitud me encanta
la boca de la madre cuando reza
que la boca del niño cuando canta.

Quiero ser inmortal, con sed intensa,
porque es maravilloso el panorama
con que nos brinda la creación inmensa;
porque cada lucero me reclama,
diciéndome, al brillar: «Aquí se piensa,
también aquí se lucha, aquí se ama».

Amado Nervo

(Visited 29 times, 3 visits today)

114 – Portada

 

EL OTOÑO

 

El cárdeno otoño
no tiene leyendas
para mí. Los salmos
de las frondas muertas,
jamás he escuchado,
que el viento se lleva.
Yo no sé los salmos
de las hojas secas,
sino el sueño verde
de la amarga tierra.

 

Antonio Machado

(Visited 24 times, 3 visits today)

113 – Portada –

Si un niño vive criticado, aprende a condenar.
Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.
Si un niño vive con miedo, aprende a ser aprehensivo.
Si un niño vive con lástima, aprende a tener pena por sí mismo.
Si un niño vive en la ridiculez, aprende a ser tímido.
Si un niño vive con celos, aprende a tener envidia.
Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.

Pero…

Si un niño vive con estímulo, aprende a tener confianza.
Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser paciente.
Si un niño vive con alabanzas, aprende a valorar las cosas.
Si un niño vive con aprobación, aprende a quererse a sí mismo.
Si un niño vive con reconocimiento, aprende a trazarse metas.
Si un niño vive compartiendo, aprende a ser generoso.
Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe en sí mismo.
Si un niño vive con serenidad, tendrá paz en su alma.
Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo.
Si vive en un ambiente de aceptación y amistad,
aprende que el mundo es un lugar muy agradable para vivir.

 

Dorothy Law Nolte

(Visited 24 times, 4 visits today)

112 – Portada

 

Yo tengo en el hogar un soberano,
único a quien venera el alma mía;
es su corona de cabello cano,
la honra su ley y la virtud su guía.
En lentas horas de miseria y duelo,
lleno de firme y varonil constancia,
guarda la fe de que me habló el cielo
en las horas primeras de mi infancia.
La amarga prescripción y la tristeza
en su alma abrieron incurable herida,
es un anciano y lleva en la cabeza
el polvo del camino de la vida.
Ve del mundo las fieras tempestades,
de la suerte las horas desgraciadas,
y pasa, como Cristo el Tiberíades,
de pie sobre las ondas encrespadas.
Seca su llanto, calla sus dolores,
y sólo en el deber sus ojos fijos,
recoge espinas y derrama flores
sobre la senda que trazó a sus hijos.
Me ha dicho: “A quien es bueno, la
amargura
jamás en llanto sus mejillas moja;
en el mundo, la flor de la ventura
al más ligero soplo se deshoja.
Haz el bien sin temer el sacrificio;
el hombre ha de luchar sereno y fuerte,
y halla quien odia la maldad y el vicio
un tálamo de rosas en la muerte.
Si eres pobre, confórmate y sé bueno;
si eres rico, protege al desgraciado,
y lo mismo en tu hogar que en el ajeno
guarda tu honor para vivir honrado.
Ama la libertad: libre es el hombre
y su juez más severo es la conciencia;
tanto como tu honor guarda tu nombre,
pues mi nombre y mi honor forman tu
herencia”.
Este código augusto en mi alma pudo,
desde que lo escuché, quedar grabado;
en todas las tormentas fue mi escudo,
de todas las borrascas me ha salvado.
Mi padre tiene en su mirar sereno
reflejo fiel de su conciencia honrada.
¡Cuánto consejo cariñoso y bueno
sorprendo en el fulgor de su mirada!

 Juan de Dios Peza

(Visited 26 times, 3 visits today)

111 – Portada

Son de abril las aguas mil.
Sopla el viento achubascado,
y entre nublado y nublado
hay trozos de cielo añil.
Agua y sol. El iris brilla.
En una nube lejana,
zigzaguea
una centella amarilla.
La lluvia da en la ventana
y el cristal repiqueteo.
A través de la neblina
que forma la lluvia fina,
se divisa un prado verde,
y un encinar se esfumina,
y una sierra gris se pierde.
Los hilos del aguacero
sesgan las nacientes frondas,
y agitan las turbias ondas
en el remanso del Duero.
Lloviendo está en los habares
y en las pardas sementeras;
hay sol en los encinares,
charcos por las carreteras.
Lluvia y sol. Ya se oscurece
el campo, ya se ilumina;
allí un cerro desparece,
allá surge una colina.
Ya son claros, ya sombríos
los dispersos caseríos,
los lejanos torreones.
Hacia la sierra plomiza
van rodando en pelotones
nubes de guata y ceniza.

Antonio Machado

(Visited 27 times, 2 visits today)

110 – Portada

Cada día, cada año es una bendición
Cada luz de día recibida
Cada enseñanza de vida
Cada experiencia llevada por la vida
es una bendición
Cada amor entregado y recibido
es una bendición.
Cada error cometido y tropiezo en el camino
da oportunidad por cada día conseguido
al reparo y la esperanza de seguir
Con eso te deseo que cumplas muchos años más
lleno de bendición y felicidad.

Anónimo

(Visited 45 times, 2 visits today)

109 – Portada

 

 

 

Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo  de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a  la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que  el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba.
Es respirar el ancho viento que por encima de la carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta compañía.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra  sombra está vencida.

Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan  cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río  que nos llama.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera  nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas  y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes  y las armas.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo  de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón  y la distancia.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música  sin tasa.

Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches  y los días.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída.
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción  de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras  golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las  luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión  de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña  lucecita.

Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo  con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche oscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver  a decir nunca.
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.

Francisco Luis  Bernárdez

 

(Visited 48 times, 2 visits today)