Festival de las Flores en Genzano

 

Festival de las Flores en Genzano

 

 

 

Festival de las Flores de Genzano es un ballet en un acto con coreografía de Bournonville y música de E. Helsted y HS Paulli. Este ballet clásico fue creado por Bournonville para el Ballet Real de Dinamarca en 1858 en Copenhague sobre la base del entusiasmo general entre daneses para Italia. Se estrenó en el Teatro Real de Dinamarca el 19 de diciembre de 1858 y constituye un ejemplo representativo del “estilo Bournonville”, propio de la escuela danesa de ballet, que entre otras peculiaridades exhibe un brillante empleo en la técnica de los pies del bailarín.

La trama refiere el romance de dos jóvenes, y alude al festival que aún se celebra durante el mes de Junio en Genzano, Italia. Este festival se remonta a 1778 donde cada año los artistas locales cubren toda una calle (via Belardi) con alfombras de flores inspiradas en las pinturas religiosas y obras de arte famosas. En un par de ocasiones Bournonville había visitado Genzano y quedó impresionado del ambiente existente durante el festival de las flores. Eso fue la inspiración que lo llevó a dar forma a este ballet.

El libreto fue tomado de un cuento encontrado en Impresiones de Viaje de Alejandro Dumas y cuenta la historia de dos amantes de la vida real, Rosa y Paolo.

A poco de ser estrenada la obra se fue perdiendo, pero en 1875 Bournonville rehízo un divertimento en el que mantuvo el pas de deux que había creado para el festival de las flores de Viena. La música de este pas de deux es lo que hoy se conoce como festival de las flores en Genzano y pertenecía a la partitura original de Nápoli. Se cree que la partitura original es de Strebinger, y al pasar de Napoli al festival fue reorquestada por Pauli.

Fue bailado íntegramente hasta 1929 cuando fue dejada caer del repertorio hasta que Harald Lander, director del Ballet clásico Real, la incluyó nuevamente en 1949. Es considerada una de las composiciones más perfectas de Bournonville, un dúo de amor encantador entre dos jóvenes donde los pasos expresan tanto su alegría como sus burlas juguetonas.
El pas de deux del Festival de las Flores en Genzano se ha convertido en una pieza de repertorio extremadamente popular y es a menudo utilizado en su totalidad o en parte por las compañías de ballet.

La música es por completo representativa de la música de ballet de la época y el pas de deux se inicia con un solo de violín seguido de una polka. Luego de las variaciones solistas femenina y masculina, el pas de deux concluye con la característica coda.

 

(Visited 798 times, 55 visits today)