SCHEHERAZADE

 

SCHEHERAZADE

 

 

Este ballet en un acto es una mezcla de sensualidad y elegancia que abraza un drama cargado de romance, intrigas y traición. Está basado en el cuento sobre Shakhriar y su hermano, de “Las Mil y Una Noches” y fue estrenado el 4 de junio de 1910 en el Theatre National de l’Opéra de Paris por los Ballets Rusos de Diaghilev con coreografía de Michel Fokine, música compuesta por Nicolas Rimsky-Korsakovakov, con coreografía de Michel Fokine y libreto de Benois.

La obra orquestal combina dos características comunes a la música rusa de Rimsky-Korsakov, entre ellas: un color espectacular de la orquestación y un interés en el Oriente, que figuraba en la larga historia de la Rusia imperial. Es considerada la obra más popular de Rimsky-Korsakov. La música fue usada para ballet por Fokine. No es una sinfonía, ni tampoco un poema sinfónico. Su subtítulo de “Suite Sinfónica” en cuatro movimientos nos quiere indicar que parte de cuatro ideas formales: Preludio, Balada, Adagio y Final, que se desarrollan con libertad, siguiendo los procedimientos sinfónicos habituales, progresiones, repeticiones, contrastes, acumulaciones de tensión, distensiones… Los temas de la introducción se encargan de ser los motores de desarrollo general de la obra; sin ir más lejos, el famoso tema ensortijado del violín aparece cinco veces a lo largo de los cuatro movimientos, y sirve para ser multiplicado y engordado varias veces.

El romance furtivo entre la favorita del harén y el esclavo de oro constituye el núcleo del ballet que Mikhail Fokine creó sobre la partitura de Rimsky-Korsakov, una Obra sinfónica de 1888, con Ida Rubinstein y Vaslav Nijinsky como protagonistas de la obra. La escenografía y el vestuario que Bakst creó, hechizaron al público con sus reminiscencias orientales, que inmediatamente fueron puestas de moda por diseñadores y joyeros.

La Suite sinfónica Scheherazade data de 1888. Se divide en cuatro movimientos, cada uno con un título que hace referencia a diferentes narraciones. En todos ellos está presente, a modo de hilo conductor, el tema de Scheherazade, enunciado por el violín acompañado por tenues arpegios en el arpa y dotado de una melodía llena de arabescos, evocadora del ambiente exótico en que se desenvuelve la historia.

ARGUMENTO

El Shahriyar, el sultán de la antigua Persia,  está en su harén con su joven hermano Shahezman disfrutando de los placeres y el entretenimiento. El Sultán ama profundamente a su favorita Zobeida, pero su hermano quiere hacerle comprender que todas las mujeres, incluso Zobeida, son infieles. Para comprobar su lealtad, los dos hombres anuncian que se van para asistir a una cacería.

Apenas se marchan, las mujeres sobornan al jefe de los eunucos para que abra las puertas del harén a los esclavos. Zobeida elige al hermoso esclavo de oro para ella, bailan un pas de deux que es la parte central del ballet y caen juntos en un apasionado abrazo.

Cuando la juerga llega a su momento cúspide el rey regresa inesperadamente y mucho antes de lo previsto. Enfurecido por la traición de Zobeida ordena a sus guardias que ejecuten a todos los presentes, con excepción de Zobeida, pero cuando sólo ella queda viva, el rey duda. Zobeida pide perdón y él está dispuesto a perdonarla, pero su hermano le recuerda su deslealtad. Ella cae en cuenta de la futilidad de todo, arrebata a un guardia su daga y se apuñala cayendo muerta a los pies del sultán.

Cuando la juerga llega a su momento cúspide el rey regresa inesperadamente y mucho antes de lo previsto. Enfurecido por la traición de Zobeida ordena a sus guardias que ejecuten a todos los presentes, con excepción de Zobeida, pero cuando sólo ella queda viva, el rey duda. Zobeida pide perdón y él está dispuesto a perdonarla, pero su hermano le recuerda su deslealtad. Ella cae en cuenta de la futilidad de todo, arrebata a un guardia su daga y se apuñala cayendo muerta a los pies del sultán.

Hasta aquí es la historia que toma este ballet, pero en el texto original la historia continúa. El sultán teme traiciones futuras, tiene una nueva esposa cada noche y luego ordena decapitarla a la mañana siguiente. Después de haber matado a miles de mujeres, conoce a Scherezade.

Después de su primera noche, Scherezade, ofrece contar una historia al sultán, quien está de acuerdo, por lo que comienza. Cada noche, el Sultán le perdona la vida a fin de escuchar otra historia. Al final de mil y una noches y después que Scheherazade ha agotado todas sus historias, el sultán se ha enamorado de ella y la convierte en su reina.

 

 

(Visited 16 times, 13 visits today)