La Source

 

LA SOURCE

 

La Source (La Fuente) es un ballet en tres actos con una partitura hecha en colaboración por Léo Delibes y León Minkus con libreto por Saint-Léon de Arthur y Charles Nuitter, y tiene los elementos habituales del repertorio romántico, escapismo terrenal (una localización exótica) y espiritual (ninfas). Fue la primera composición de ballet de Delibes pero cuando fue estrenada en 1866, no adquirió mucha popularidad.

Para la creación de “La Source”, el entonces director del Ballet de la Ópera, Émile Perrin, le pidió al vienés Ludwig Minkus, ya establecido y famoso en Rusia, una parte de la partitura, y la otra, al joven compositor francés Léo Delibes, para lanzarlo, aunque ya se reconocía su talento. Como en su estreno de 1866, hoy se reconoce con facilidad el estilo de cada compositor. En la distribución actual, el primer acto es de Minkus; el segundo, de Delibes, y en éste, la segunda escena, es de los dos.

Este ballet romántico ostenta una partitura a un estilo muy oriental, una opción común en su tiempo. Es una historia mágica que tiene lugar en el Cáucaso “exótico” en la que una Persia legendaria y fabulosa proporciona el marco para los amores frustrados del cazador Djemil, la hermosa Nouredda y el espíritu de la primavera, Naila. El libreto cuenta que Naila, el espíritu de la fuente, se enamora del cazador Djemil, quien ama a Nouredda, prometida al Khan de Gengeh. Cuando Naila se percata que no puede ser la rival de Nouredda, se sacrifica muriendo, para que Djemil y Nouredda puedan amarse en plenitud. La pasión humana ha sido más fuerte que el mundo del “más allá”, de la mano de los espíritus de la naturaleza. Lo terrestre ha vencido a lo ideal impalpable. Sin embargo, este triunfo se concreta paradójicamente por la intervención de lo sobrenatural, por medio del sacrificio de Naila, a su vez poseída por lo humano, al enamorarse de Djemil.

Originalmente tenía muchos efectos visuales, desde un estanque artificial hasta caballos, pasando por una fuente, en un intento de otorgar un enorme realismo a la representación. La dama que interpretaba a Nouredda fue Eugénie Fiocre, quien a sus 22 años obtuvo un importante éxito de la crítica por su actuación, especialmente de Théophile Gautier. Degas, pintor para quien uno de los temas favoritos era la danza, recoge un momento de la representación del ballet La Source de Ludwig Minkus, concretamente el primer acto cuando la protagonista – Nouredda – ha acabado su frenética danza y escucha a una de sus doncellas tocar el laúd, mientras refresca sus pies en las aguas del estanque.

Atraído por puntuación bailable del ballet de Ludwig Minkus y Léo Delibes, Jean-Guillaume Bart recoreografió La Source para el ballet de la Ópera de París. La leyenda fue revivida en Octubre del 2011 y contó con el trabajo del gran modisto Christian Lacroix quien, en una colaboración con Swarovski , creó más de 100 trajes para La Source. Los trajes tienen un elemento de fantasía extravagante y deslumbran con más de dos millones de cristales Swarovski que adornan las piezas. Inspirándose en el escenario oriental de la historia y el romance imposible, Lacroix echó a volar su imaginación en torno a personajes fantásticos. Este trabajo marcó el regreso de Lacroix al diseño de moda, luego de su salida de su propia firma en 2009. Los trajes fueron exhibidos en el Centre National du Costume de Scène en París, del 16 de junio al 31 de diciembre de 2012.

Argumento

Acto I

Camino a su boda con el Khan de Ghendjib, la bella Nouredda y su séquito descansan cerca de un arroyo en un desierto rocoso. Cuando Nouredda se fija en una flor que crece en un lugar inaccesible, Djémil, un cazador joven, trepa las rocas y la recoge para ella. Nouredda se pone muy contenta y le pregunta por lo que desee cómo premio. Él le pide que se levante el velo para que pueda ver su rostro, pero, furiosa, esta ordena que lo aten y lo dejen a su suerte. Pero, la ninfa Naïla, que está enamorada de él, lo rescata y le promete ayudarle a ganar la mano de Nouredda.

Acto II

En los jardines del palacio, donde la corte del Khan espera la llegada de Nouredda, se ofrece entretenimiento a los huéspedes: un sólo para las favoritas y una danza de los esclavos circasianos. Una fanfarria presenta a un visitante de incógnito (Djémil), que ofrece regalos al Khan y su esposa. El visitante pide a Nouredda que escoja uno de los regalos y esta escoge una flor de brillantes. Djémil la tira al suelo y mágicamente una fuente de agua surge del lugar y Naïla sale de ella. Baila y seduce al Khan, que se arrodilla a sus pies y le pide que se convierta en su esposa. Ella acepta, si echa a Nouredda, que se va mientras el Khan conduce a Naïla a dentro del palacio.

Acto III

Djémil puede conquistar ahora a Nouredda, pero esta todavia le rechaza. Así que Djémil vuelve a recurrir a Naïla, que dice que si consigue que Nouredda le ame, ella tendrá que morir. Djémil acepta, y mientras se marcha con Nouredda, Naïla desaparece dentro de la tierra y la fuente se seca.

(Visited 2 times, 2 visits today)