El Príncipe de las Pagodas

EL PRÍNCIPE DE LAS PAGODAS

El Príncipe de las Pagodas es un ballet ballet de tres actos y dos escenas creado para The Royal Ballet en 1957, por el coreógrafo John Cranko, con música encargada a Benjamin Britten. El ballet fue revivido más tarde en una nueva producción por Kenneth MacMillan en 1989, logrando un reconocimiento generalizado en el estreno con Darcey Bussell en un papel principal. El estreno mundial de la producción original de Cranko tuvo lugar el 1 de enero de 1957 en la Royal Opera House, Covent Garden, Londres, dirigida por el compositor. La producción de MacMillan se estrenó en el mismo lugar el 7 de diciembre de 1989. Se produjo una grabación de una versión ligeramente cortada de la partitura con Britten dirigiendo la orquesta de la Royal Opera House.

En 2011, David Bintley creó una nueva producción, ambientada en Japón . Esto fue realizado por primera vez por el Ballet Nacional de Japón el 30 de octubre de 2011. Fue realizado por primera vez por el Birmingham Royal Ballet el 30 de enero de 2014 en The Lowry , Salford.

ARGUMENTO

Acto Primero

La escena comienza en el Palacio del Emperador del Reino Medio, donde los nerviosos preparativos anuncian la llegada del emperador y su comitiva. Los cortesanos bailan una gavota alrededor del gran emperador. De pronto, las fanfarrias iniciales anuncian la presencia de cuatro reyes, venidos de los confines del oriente, los que llegan hasta el palacio a solicitar la mano de aquella de las dos hijas del Emperador que será la heredera del Imperio.

Cda uno de ellos realiza una acción: un Gopak del Rey del Norte; una misteriosa y profunda meditación del Rey del Este; una parodia en doce notas del Rey del Oeste y finalmente un hipnótico ostinatto en percusión del Rey del Sur. Los reyes se inclinan ante el emperador quien ahora revela la identidad de sus dos hijas. La mayor es Belle Epine. La más joven Belle Rose. De pronto tiene una premonición, ve al Príncipe de las pagodas, baila con él, pero éste se desvanece. Los reyes favorecen a la humilde Belle Rose, pero el emperador, furioso, coloca la corona en la cabeza de la altiva Belle Epine, que baila con cada uno de los reyes pretendientes mientras Belle Rose huye humillada. Por su parte, la recién nombrada heredera despide a los pretendientes. De pronto, las distantes fanfarrias anuncian al Príncipe de las Pagodas. Cuatro sapos verdes de grandes alas entran al palacio trayendo un cofre de esmeraldas, que sólo Belle Rose puede abrir. En su interior, una rosa de plata. Belle Rose entra en un nido de oro que sostienen los sapos, siendo llevada a Pagodalandia, en medio del terror y el caos de los invitados.

Acto segundo

Primera escena: Belle Rose viaja a Pagodalandia y se encuentra con los tres elementos naturales. Primero el aire, en un vals que describe la interacción entre nubes y estrellas. Luego, Belle Rose se encuentra con el Agua, arpegios en cascada, criaturas marinas, una marcha de los caballitos de mar, y todo un universo de seres de las profundidades, hasta que los sapos empujan a Belle Rose hacia el Fuego. El viaje termina cuando Belle Rose se encuentra depositada en medio del Reino de las Pagodas, sola.

Segunda escena

Belle Rose intenta reconocer el lugar que le rodea y de pronto choca con una de las pagodas que forman parte de su enjoyada prisión. Las pagodas comienzan a girar acompañas de una brillante música. Belle Rose y las pagodas danzan hasta que se siente la fanfarria que anuncia la presencia del Príncipe de las pagodas. Entra disfrazado de verde salamandra, pero a Belle Rose las pagodas le han vendado los ojos. La curiosidad impulsa a Belle Rose a sacarse la venda, pero el príncipe desaparece y reaparece en su doble personalidad de príncipe-salamandra. Belle Rose se aterra y es perseguida por el príncipe.

Acto tercero

Belle Epine ha encerrado a su padre en una caja y se ha convertido en una reina tirana en medio de una corte corrupta. Un grotesco tango en bronces mudos, mientras Belle Epine amenaza a los cortesanos con la ayuda de un duende embriagado. Soberbia, ordena traer a su padre, que entra encerrado en una caja mientras los cortesanos se burlan de él, y es obligado a bailar una poco digna danza. Belle Rose llega de su agitado viaje desde Pagodalandia, entrando precipitadamente con sus ropas hechas tiras, y perseguida por el insistente príncipe-salamandra. Belle Rose recrimina a su hermana el mal trato dado a su padre, y cuando ésta ordena que sea detenida por los guardias, aparece la salamandra. Los guardias sueltan a Belle Rose y atacan a la bestia, pero ésta se transforma en el bello príncipe mientras el palacio se esfuma.

(Visited 7 times, 7 visits today)