Roberto y María Barrachina

ROBERTO Y MARÍA BARRACHINA

Por el Dr. Oscar Benítez

Arco y flecha su mejor arma

acorde a su viveza y talento llano

responde a su inevitable rudeza y trama

de vivir limitado pero de valor fundido en su mano

a veces triste entre aquellos montes ríos y arroyos

escucha el correr esa agua con alma fuerte

pidiendo al creador buena cosecha para los suyos

al rigor de su saeta, su arco y suerte

sin que lo humille ni doblegue el hambre

amor puro que lo escucha María su escolta

haciendo un pequeño alivio en el prado que lo cubre

de singular compañía hasta mirar el sol que se oculta

que con extremo esfuerzo y suerte dura desde su lecho

Providencia que provee a su vida de rigor adamantino

hileras en sus mejillas de henchir el pecho

tan cerca de sí mismo por todo el camino

de buen cazador y corazón de voluntad aparte

tú que fuiste arquero de antiguas auroras

por tu suerte vertiginosa de valor y arte

de apretar y soltar la flecha a las tenazas prensoras 

de sudor y sangre, la suma del tiempo y andanza

de tu esfuerzo ayer, hoy historia de buscador de manidas

cuando tu mano templó el arco con agudeza

de ese morenito que alegra y agrada la comida

de sufridas sombras que le dio el firmamento

sólo un hombre valiente que se impuso esa disciplina

pudo ganarse con arco saeta y destreza el sustento

que ha traído aquel tiempo esta pluma a Barrachina

de este acelerado tiempo que suma y vuela

su oficio no fue esperanza perdida aun cansado

ajeno a su porfía de quien pague mejor lo anhela

como defensor de su trabajo rudamente trabajado

viento, río, cielo, su valiente conjetura en su frente,

donde el amor de Dios le dio esa suerte brava

su soberanía que alimentó su seno como errante

brazos y pies cansados, vista aguda lo sujetaba

vive en nuestras memorias este varón famoso

con discreción queda su recuerdo si toco tu puerta

de todo humano esfuerzo compenso el caldo sabroso

con su humildad que nos regaló de su mata.

En su lucha sin igual de alma fuerte y destino

que cada paso lo sufrió en mover la roca

tiempo que la vida le dio por heroica

actitud que Dios le dio en su camino.

Su hábil intuición, agudo ojo de lince y tino

así fue su verdadera historia que provoca

rico fruto del agua, la roca y deleite en la boca

ingenio y estilo tu virtud y tosca mano.

Dr. Oscar Benítez. Washington DC 2019




Dr. Oscar Benítez. Poeta salvadoreño nacido en Jocoro

(Visited 35 times, 35 visits today)