Así te cuento de “Cayetano”

 ASÍ TE CUENTO DE “CAYETANO”

por Cony Ureña (México)




¿Cómo? ¿No recuerdas que a mediados del año pasado se difundió la historia de Cayetano?  En las redes sociales y por televisión hubo un vÍdeo en el que se apreciaba a un perro corriendo tras un automóvil que circulaba lentamente por un transitado eje vial, conducía una mujer con visera, de esas que no cubren la coronilla.

Recordarás que ese vídeo, transmitido por los tele noticieros, levantó una enorme cantidad de comentarios pues su creador afirmaba que la mujer había bajado a su perro del auto para abandonarlo.

El hombre que filmó el suceso, siguió a la mujer en cuestión, provocó que se detuviera, le avisó que su perro la venía siguiendo, que era una vida la que estaba abandonando, etc.  Inaudible la respuesta de la dama quien al parecer aseguró que el can no era suyo, que no lo estaba abandonando pero que sí se dio cuenta de que la venía siguiendo, por eso manejaba despacio.

A esa altura del vídeo, el perro ya había alcanzado a los dos autos y sentado en el asfalto era testigo de la conversación entre el filmador y su supuesta dueña, quien tan pronto se  “subió” la filmación a la red y se comentó en la TV, fue prácticamente crucificada por la opinión pública que frecuenta YouTube, Twitter, Facebook y por supuesto la TV.

Si el vídeo no mostró más allá de la conversación, ¿por qué causó tanto revuelo y el enojo del auditorio?  Hasta hubo quienes identificaron a la dama en cuestión, la molestaron en su trabajo y fueron a su casa a arrojar tomates y huevos, además de gritarle insultos.

Pero, ¿dónde estaba el perrito?  En el vídeo se pudo apreciar que al parecer la mujer había tenido que regresar a su domicilio con el can ya dentro del auto.

Después de tanto alboroto en las redes sociales, estarás de acuerdo que esto muestra una vez más el poder de convocatoria de estos medios, pues la gente seguía condenando la conducta de la supuesta dueña de Cayetano.  Sí, así se llama el perrito de esta historia … ¿ahora sí lo recuerdas?

Yo me enteré de su nombre, cuando la joven responsable real del bienestar de Cayetano fue entrevistada telefónicamente y al día siguiente apareció en los noticieros matutinos.  Explicó que el can había sido callejero y fue adoptado por la comunidad porque llegó a la privada donde esta muchacha y sus vecinos habitan; que por lo regular iba de casa en casa para comer o para dormir. Sin embargo, esta joven era quien tenía más contacto con la mascota y lo había llevado a vacunar.

Aceptó que Cayetano estaba mal domesticado; por ejemplo, si se encontraba en un patio y abrían el portón hacia la calle, no perdía la ocasión para salir “disparado como bala”.  La joven afirmó que por más que trataba de que Cayetano se asentara en un lugar fijo, al perrito le gustaba más el ir y venir por todas las casas de la privada.

También afirmó una y otra vez que Cayetano estaba vacunado y esterilizado, así como bien cuidado y alimentado.

Las apariciones de la joven en la TV se debieron a que pedía de manera encarecida que dejaran de culpar y molestar a la señora del vídeo, quien a su vez declaró,  por conducto  de la señorita, que esa mañana había salido a caminar en compañía de Cayetano.  Al abordar su automóvil el perro empezó a seguirla, más que nada porque es un perro fiel.

Además, al tercer día del incidente, las autoridades ya se habían llevado a Cayetano y la joven deseaba recuperarlo y hacerse, de una vez por todas, responsable del can, atenderlo y sobre todo domesticarlo.  Todos nos preguntamos cómo fue posible tan pronta reacción de las autoridades. Ah, dices bien:  el poder mediático.

Las televisoras presentaron en vivo a esta joven que habló y se desenvolvió bien ante las cámaras, convincente, preocupada y lastimada porque le quitaron a Cayetano,  bautizado con ese nombre porque procedía de la calle.

Mas no fue solo presentar a la joven y, ¿no te parece el colmo fue que las televisoras también la acompañaron a tramitar su solicitud para que le devolvieran a Cayetano? El trámite se prolongó varios días, pero “los medios” nos mantuvieron al tanto del avance de esas gestiones. Así como las reacciones de las diversas asociaciones protectoras de animales, que contribuyeron a realzar este singular acontecimiento.

Mientras tanto en la red, muchas de las personas que habían subido a su propia página el famoso vídeo, pensaban seriamente en eliminarlo o de plano ya lo habían desaparecido, pero ahora se divertían con la parodia de la filmación original, cuyos actores en este caso eran asimismo una señora (usando visera) y su novio,  quien era bajado  del auto en pleno arroyo vehicular; el hombre corría detrás del carro y lo alcanzaba hasta el momento de la confrontación de la conductora con quien estaba filmando.  

Así que la compasión despertada hacia el perro se convirtió en unas escenas de cómo puede una mujer maltratar a la pareja. Práctica con la que desde luego no concuerdo … ¿acaso, tú sí?

Lo último que se sabe, es que por presión de la “opinión pública” y de las televisoras, Cayetano fue devuelto sano y salvo a la joven que de ahí en adelante deberá responder por las acciones de su mascota.  Quizás contrate al Encantador de Perros, para que le muestre cómo debe tratar a Cayetano, el perro más famoso por lo menos en lo que se refiere al año pasado en la Ciudad de México.

(Visited 4 times, 4 visits today)