El buey le dice a la carreta

EL BUEY LE DICE A LA CARRETA

por Oscar Benitez Washington

Cruel verdad es la que nos trae juntos en la vida
trabajo amargo, huraña fuerza y mirada triste
salvaje carga que a fuerza de pezuña entristecida
exhalando penurias en cada paso que resiste.

El pesado yugo, frente atada como lóbrego camino,
el resonar de la rueda, peregrino castigo en cada día
que mi hermano buey y el boyero silba la melodía
entre desaliento y alegrías que va por donde vamos a su destino.

Con todo y carreta siento la pesadumbre fatal
que el ritmo de andar y andar y sufrir
bajo el sol o candor de la luna y compartir
la divina orden del trabajo los tres por igual.

Tan útil por la inspiración primitiva de la rueda
carro fecundo hecho para herir la tierra,
universo de la antigua ciencia es en la tierra
trilogía, boyero, buey, carreta agria rueda.

El boyero me halaga pero también me vuelve sensitivo
cuando me guía con vara larga y punta aguda
contra la ley del sentir y ciñe mi piel desnuda
sufrir es esta forma de vivir y estar vivo.

A paso lerdo, virtud de fuerza bruta y su faetón
primitiva antorcha es el candil carretero,
chispa amarilla de ruda tarea compartida en el timón
no hay carro más sufrido que construye el carpintero.

D.R. Oscar Benítez Washington D.C. 2020

(Visited 3 times, 3 visits today)