Víctor Armando Romero

AMISTAD Y AMOR A UN SOLO PECHO: MANDI

Conocido cariñosamente como Mandi, hijo de la señora Berta Alicia Romero, nació el 23 de Mayo de 1979 en el Barrio Nuevo de Jocoro, pero fue criado desde su niñez en su adorada Colonia de San Luis, es un joven de capacidades especiales, amigo de todo el mundo y muy enamorado, es muy querido en el municipio y respetado por todos.

Jodarria con sus amigos más allegados y de buen carácter, lo que llevó, entre otras cosas, a ser nombrado el fogonero número uno, en los mejores tiempos de su querido Jocoro F.C, pero por problemas de salud ha tenido que ausentarse de los partidos de su amado equipo.

Hoy que celebramos nuestras fiestas patronales, la directiva de Colonia San Luis tiene a bien nominarle al Internacional Carnaval de Colonia San Luis en su nombre.

Su madre emocionada le da las gracias a Dios por la inclusión para su hijo, lo cual es muy importante para su salud mental, a la directiva les desea muchas bendiciones por el aprecio hacia su familia, especialmente al Lic. Francisco Melvi Fuentes Flores, pues siempre le ha demostrado mucho afecto a la familia porque lo disfrutarán tanto y a la señora  Lucy de Morán, quien es la patrocinadora de la orquesta, además de ser su madrina para dicho evento.

Que la virgen de Candelaria  nos bendiga y nos permita en todo momento ser felices, así que todos y todas a disfrutar de estas fiestas!

Fuente: Programa oficial de las Fiestas Patronales de Jocoro, Morazán, El Salvador

DEDICADO CON INMENSO CARIÑO A ARMANDITO, EN EL DÍA DE SU 25º CUMPLEAÑOS

Eres Ángel de alegría y eres Ángel de bondad.

Ternura y Silencio juntos de tu vida realidad.

La tristeza nunca logra vencer tu felicidad.

Corazón tan amoroso no conoce falsedad.

Cuando amas, eres sincero, sin ocultar la verdad.

El mundo al que perteneces, yo quisiera conocer,

dame tu mano, mi niño, y vamos a recorrer

los caminos que anduviste pa traernos tu querer,

privilegio tan divino pa no quererse perder,

cada hazaña, cada gesto, para poderte entender.

Han pasado tantos años, “25” y muchos más;

son pocos, mi niño bueno, pa no olvidarte jamás,

aunque el destino se oponga yo estaré donde tú estás

pa disfrutar tu cariño y el amor que tú me das.

En silencio y pensamiento, siempre por mí esperarás.

Quién pudiera, como tú, tener ganada la gloria,

demostrar al mundo entero que tu raza no es historia,

que llevas fuerza por dentro que no empaña tu memoria.

Al arribar a este mundo no todos traen el pase,

por eso, nunca lo olvides, que tú eres hombre de clase.

Casi puedo adivinar en tu carita inocente

la alegría dibujada contándoselo a la gente,

que “Tinda” te hizo un poema con el corazón latente,

que aunque estés en la lejanía siempre te lleva presente

mitigando la nostalgia, la pena de estar ausente.

Con este poema he dado rienda suelta a la razón

que obedece a los mandatos de este humilde corazón,

que te quiere y te recuerda sin pedir explicación.

Que Dios te cuide, mi niño, y te dé su bendición,

Alma limpia, blanca y pura merece la redención.

Son ángeles que engalanan de Dios su eterna mansión

y en la tierra esperanza, paciencia y comprensión.

Blanca Arminda Romero, tía de Mandi

(Visited 8 times, 8 visits today)